Los miedos y temores en los niños ¿Cómo acompañarlos?

0
37
miedos_niños

Los miedos y temores en los niños: ¿Cómo acompañarlos?

 

MIEDOS EVOLUTIVOS EN LOS NIÑOS

¿Habías escuchado que hay algunos miedos que son propios de la infancia y que si aparecen en ciertas edades son un indicador de que tu hijo se está desarrollando de manera sana?

Así es, estos miedos propios de la infancia son normales, universales y suelen ser pasajeros. Claro, cada niño es diferente, algunos serán más sensibles que otros y se asustarán con más facilidad.

Los niños pequeños no cuentan con el desarrollo cognitivo y emocional para discernir lo que es posible de lo que no lo es, de hecho para ellos todo es posible. Lo que perciben de su entorno y de los objetos es lo que les hará determinar si se encuentran en una situación de peligro. Sin embargo, en ocasiones, sus percepciones pueden ser confusas y engañosas. Por esto es que los niños necesitan de sus padres o cuidadores para que les aclaren cuando algo es real o no, y les abran la posibilidad de ir conociendo y midiendo el peligro real de manera progresiva. 

Cuando un niño tiene miedo es porque algo lo ha asustado y es a esto a lo que hay que prestar atención: por alguna razón que podemos desconocer él siente que está en peligro. 

Si un niño tiene miedo es por algo, y es a esto a lo que hay que prestar atención. Puede ser porque no se siente seguro, porque se siente más vulnerable en algo, porque todavía no está preparado para separarse, hay infinidad de razones, lo importante es buscar un porque y no forzar al niño.

A veces, pueden parecernos miedos irracionales pero, no olvidemos que para ellos son miedos reales. Incluso podríamos decir que su reacción es adecuada y proporcionada ante lo que él mismo está percibiendo.

Lo más importante es que exista un adulto que pueda acompañarlo y ayudarlo a elaborar esto que siente. Dado que el niño necesita de la compañía del adulto para poder desarrollar estrategias para hacer frente a sus miedos, las cuales serán fundamentales para encontrar el camino hacia la madurez.

A medida que el niño crece sus miedos irán cambiando, dado que él mismo va evolucionando.

EL MIEDO EN LOS NIÑOS DEPENDIENDO DE LA EDAD

En la infancia los niños experimentan unos miedos particulares que son parte del desarrollo, son normales y suelen ser pasajeros. Incluso que aparezcan es una respuesta saludable y nos indica que el niño se está desarrollando de manera adecuada, que su mundo interno se está estructurando y organizando y que está estableciendo una sana conexión con su entorno. 

BEBÉ 0 M A 3 AÑOS

Los bebés comienzan a manifestar el sentimiento de miedo antes de los seis meses de vida. Sin embargo, es a partir de esta edad que se ven con mayor claridad los siguientes miedos: 

  1. Miedo a ruidos fuertes e inesperados
  2. Miedo a los cambios de apariencia
  3. Miedo a estar solo
  4. Miedo a la oscuridad
  5. Miedo a los extraños 

Estos miedos se consideran programados genéticamente y de un alto valor adaptativo pues son miedos que ayudarán al bebé a sobrevivir ante posibles amenazas o peligro.

3 A 6 AÑOS 

  1. Miedo a los ruidos fuertes
  2. Miedo a la oscuridad
  3. Miedo al rechazo o pérdida de amor
  4. Miedo a la muerte
  5. Miedo a los fantasmas
  6. Miedo a los monstruos
  7. Miedo a los animales

En esta etapa aparecen muchos miedos y el lenguaje permite que el niño pueda verbalizarlos. Se mantienen algunos de la etapa anterior (miedo a los ruidos fuertes y a la oscuridad) pero van incrementándose los posibles estímulos capaces de generar miedo dado que el niño tiene mayor capacidad de explorar su entorno y hay más probabilidad de que se encuentre con situaciones de peligro. 

6 A 8 AÑOS 

En esta etapa desaparecen los miedos imaginarios o del mundo fantástico. El niño alcanza la capacidad para discriminar las representaciones internas de la realidad, por lo que ahora sus miedos tendrán mayor realismo y serán mAs específicos como el miedo a los accidentes, a los médicos, al daño físico.  

8 A 11 AÑOS 

En esta etapa se incrementa el sentido del ridículo, el miedo a la desgracia social, así como el miedo a los compañeros, ya que se ha depositado en el grupo de pares la mayor autoridad. En este momento lo que predomina es el temor a perder el grupo de pares. 

¿ TU HIJO TIENE MIEDO? ¿CÓMO PUEDES ACOMPAÑARLO?

  • Acompañarlos en la emoción. Como padres es fundamental acompañar, escuchar, dar palabras a lo que sienten, explicar y apoyar a nuestros hijos en lo que sienten.
  • Manejar y contener las emociones cuando nos asustamos.  ¿Cómo manejamos nuestros propios miedos?¿Cómo reaccionamos cuando nuestro peque nos habla de sus monstruos internos?
  • Mostrarle las diferencias entre lo real de lo imaginario. 
  • Ayudarlos a comprender qué hay detrás del miedo.

El miedo debe pensarse para poder crecer y somos los adultos quienes debemos ayudarles a dar sentido a la emoción que están experimentando. Hacer uso de herramientas como el dibujo, el juego, inventar o leer cuento, será de gran utilidad en este camino. Estas actividades le permiten al niño poner sus miedos afuera y sentir que tienen un control sobre eso a lo que temen.

  • Respeta sus tiempos y sus miedos. 
  • No lo obligues a enfrentar su miedo. 
  • Evita ridiculizarlo por sus miedos. 
  • No los niegues, minimices o ignores. 
  • Evitar utilizar la amenaza como herramienta.

Si sientes que te preocupa los miedos de tu hijo, si lo ves muy angustiado en Sens podemos ayudarte, te dejamos el link de atención a niños y a padres. 

 

CONOCE NUESTRO SERVICIO DE PSICOTERAPIA PARA NIÑOS

CONOCE NUESTRO SERVICIO DE ASESORAMIENTO A PADRES