¿Qué es el servicio de apoyo farmacológico?

Se trata de una consulta un médico psiquiatra dirigida a determinar si la persona requiere tratamiento para sus síntomas emocionales con fármacos específicos. El objetivo de este servicio es prescribir la medicación que más se ajuste al perfil de la persona, según la intensidad y duración de sus síntomas, y de acuerdo a su edad y condición médica general, en búsqueda de la disminución de los síntomas que lo traen a consulta.

¿Cuándo acudir a una consulta de este tipo?

Con frecuencia podemos presentar síntomas específicos como consecuencia de trastornos mentales como el trastorno de depresión mayor, la ansiedad generalizada o el trastorno de estrés post traumático. Igualmente, pueden presentarse síntomas como consecuencia de una alteración en la bioquímica del cerebro relacionada con estresores vitales, como puede ser un duelo, una situación de desempleo o una migración.

 

Algunos de los síntomas:

  • Ansiedad persistente que se manifiesta con síntomas corporales como palpitaciones, vértigos, opresión en el pecho o en la boca del estómago, temblores, boca seca, inquietud, sensación de miedo intenso llegando al pánico.
  • Insomnio
  • Tristeza
  • Falta de ánimo y/o energía
  • Pérdida de la voluntad para llevar a cabo nuestras obligaciones cotidianas
  • Aislamiento
  • Fallas en la concentración y distraibilidad
  • Dificultad para experimentar placer o divertirse.
  • Pensamientos recurrentes anticipatorios de tinte pesimista o catastrófico.
  • Pensamientos suicidas o ideas de muerte

 

Cómo saber si presentas estos síntomas

Una vez en consulta, los pacientes refieren con cierta frecuencia, que les cuesta un montón salir de la cama, no les apetece ni motiva lo que antes sí. Suelen quejarse de que requieren hacer un gran esfuerzo para salir de casa a trabajar o estudiar. Empiezan a fallar en su rendimiento. Algunos no paran de pensar sobre un tema que les angustia y se anticipan pensando todo lo malo o negativo que podría ocurrir, se imaginan escenarios de fracaso, pesimistas e incluso catastróficos. Otros piensan que su vida ha perdido el sentido e incluso pueden llegar a sentir que no vale la pena seguir viviendo.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas de forma persistente y moderada, es importante acudir a una evaluación para considerar apoyo farmacológico.

 

Somos especialistas en el cuidado de la salud mental.

Otras circunstancias para requerir apoyo farmacológico

  • TDAH: cuando se comprueba mediante una evaluación exhaustiva que existen criterios claros que permitan realizar un diagnóstico de TDAH, y cuyos síntomas interfieren significativamente sobre el rendimiento escolar o laboral de la persona.
  • Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia, bulimia o mixtos
  • Otros cuadros como el TOC (trastorno obsesivo compulsivo), dificultades en el control de los impulsos, irritabilidad, tendencia a la agresividad, consumo perjudicial de sustancias o adicciones. 

Nuestro objetivo es que recuperes tu bienestar

¿Por qué es útil el trabajo en conjunto con la psicoterapia?

Numerosos estudios han comprobado que el mejor abordaje terapéutico de los síntomas antes descritos resulta de la combinación de un tratamiento psicoterapéutico con un tratamiento con psicofármacos de nueva generación, como por ejemplo los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina). Estos últimos actúan aumentando indirectamente los niveles de serotonina en las neuronas, mejorando el estado de ánimo y reduciendo significativamente la ansiedad. También existen medicamentos para corregir el insomnio con pocos efectos secundarios y que pueden ser indicados por corto tiempo permitiendo la recuperación del sueño tan necesario para la mejoría de los síntomas descritos. Con algunas personas es necesario recurrir al apoyo farmacológico con el objetivo de disminuir síntomas y permitir el trabajo psicoterapéutico.

La persona puede solicitar una evaluación con un médico psiquiatra por:

  • Iniciativa propia: la persona identifica los síntomas, los percibe como muy perturbadores o encuentra que interfieren de forma significativa en su vida por lo que requiere de un alivio rápido o de la disminución de la intensidad de los mismos. Es posible que haya recibido algún tipo de apoyo farmacológico en el pasado y tenga conocimiento del tema.
  • Por sugerencia o derivación de un psicólogo u otro personal sanitario:  como resultado de una evaluación clínica por parte del psicólogo o del psicoterapeuta, se concluye la pertinencia de un apoyo con fármacos específicos. Si el paciente accede, es derivado a este servicio. De igual forma, la persona puede venir referida por su médico de cabecera u otro especialista que sospecha de la necesidad de un tratamiento de este tipo.

¿Cómo sería el proceso?

ENTREVISTA DE VALORACIÓN

En la primera entrevista precisamos inicio y duración de los síntomas, intensidad, efectos sobre su desempeño cotidiano. Exploramos calidad del sueño, los tipos de pensamientos que predominan, entre otros aspectos.

INDICACIÓN DE TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO:

En base a los resultados de esta exploración proponemos un esquema de tratamiento, siempre con la premisa de ser un tratamiento de APOYO o COMPLEMENTARIO al trabajo psicoterapéutico: es decir, para reducir la intensidad de los síntomas con el fin de permitir un mejor abordaje psicoterapéutico.

REVISIÓN O SEGUIMIENTO

  • 1ra revisión a la semana o a más tardar a los 15 días de inicio del tratamiento.
  • 2da revisión a los 15 días de la primera.
  • Siguientes revisiones:  mensuales.

Consultas nuestras tarifas presenciales y online. 50% de descuento en la primera cita

Sens en los Medios y Colaboraciones