¿Cómo es una evaluación psicológica para adultos y para qué puede ser útil? 

0
1090
evaluación_psicologica_para_que_es_util

¿Cómo es una evaluación psicológica para adultos y para qué puede ser útil? 

 

Existen muchos modos de conocer el sufrimiento de las personas. El más importante, sin duda, es escuchar lo que nos dicen. Pero no es el único. La Evaluación Psicológica también es un recurso valioso para conocer lo que les pasa a nuestros pacientes, en el cual no solo se hace uso de la palabra a través de la entrevista, sino de otras técnicas de recogida de información como la observación y los test psicológicos y/o test psicotécnicos. 

¿Para qué puede ser útil la evaluación psicológica? 

  • Corroborar hipótesis sobre las causas de la psicopatología.
  • Cuantificar índices cognitivos, valorar aspectos afectivos o sociales
  • Seleccionar el psicofármaco más apropiado
  • Pensar en el pronóstico de un paciente.
  • Sacar conclusiones sobre los logros terapéuticos conseguidos tras una intervención.

Ahora bien, ¿siempre se utilizan test psicológicos? 

Hay profesionales que las usan siempre, otros que no las utilizan jamás (no por ello hacen peor su trabajo) y otros echan mano de ellas cuando quieren despejar alguna duda. 

En SENS somos partidarios de esta última opción ya que uno de los principios básicos a tener en cuenta en esta disciplina es el de no sobreexponer a las personas a los test ni saturarlos con múltiples pruebas. Es obvio que cuantos más test apliquemos más averiguaciones obtendremos pero lo importante es sacar información útil y abundante de unas pocas pruebas.

¿Para qué sirve un test psicológico? 

De los síntomas de un adulto sabe informar el propio adulto pero los test nos adelantan datos que quizá no vamos a encontrar a través de las palabras o que podrían tardar mucho en salir, por tanto, los test nos ayudan a tener una comprensión más profunda del caso en las etapas iniciales de evaluación. 

En SENS nos proponemos realizar estudios profundos de personalidad. Síntomas idénticos pueden darse en tipos de personalidades muy distintas y lo que queremos descubrir es el trasfondo que hay, la singularidad del caso. Tres individuos con un mismo síntoma pueden tener tres personalidades radicalmente distintas. Y si una intervención puede ser positiva para uno de ellos, para el otro puede ser insuficiente e, incluso, dañina para un tercero. Muchas veces, la depresión, la ansiedad o la fobia esconden orígenes muy distintos.

Dicho esto, hay que aclarar que, si bien es cierto que consideramos la Evaluación Psicológica como un procedimiento en sí mismo, el proceso diagnóstico se extiende mientras el paciente siga con nosotros: siempre surgen nuevos interrogantes. Las cambiantes exigencias del ambiente para responder de una manera u otra no paran de darnos información sobre la organización psíquica del paciente.