La ansiedad durante la adolescencia

0
1079
ansiedad_adolescencia

 

La ansiedad durante la adolescencia

 

¿Qué es la ansiedad y cuál es su función?

La ansiedad es una experiencia que no nos es ajena, todos hemos podido sentir ansiedad en algún momento de nuestra vida. Si bien la ansiedad puede ser funcional o adaptativa en algunas situaciones, porque puede prepararnos psicológicamente para afrontar situaciones nuevas o difíciles, en otras ocasiones puede llegar a ser demasiado intensa como para soportarse, e incluso puede aparecer sin que lleguemos a comprender la situación que la puede estar causando.

Además, la ansiedad puede convertirse en algo muy estresante cuando ya no es reactiva a una situación específica, sino que se mantiene de forma prolongada en el tiempo. En estos casos puede causar otros síntomas con consecuencias para nuestra salud, como trastornos del sueño, problemas digestivos, dolores de cabeza persistentes, debilitamiento del cabello.

La ansiedad en su forma extrema también puede expresarse a través de una crisis de ansiedad, los llamados ataques de pánico. Aunque para cada persona tienen una expresión particular, suele haber manifestaciones comunes como una sensación de falta de aire o de desmayo, mareos o temblores, palpitaciones, sudor… acompañado por una sensación de desprotección y a veces pensamientos de muerte.

¿Qué nos indica la ansiedad?

La ansiedad, y más cuando es elevada o persistente, es una señal que nos alerta de que hay algo que nos ocurre, algo que no está marchando bien y que tenemos que atender.

La ansiedad es una señal que percibimos en el cuerpo que nos advierte que estamos ante una situación que sentimos psíquicamente como peligrosa. Es decir, hay algo que aunque no sepamos qué es, nos está afectando en exceso y se expresa en el cuerpo generando gran malestar. Hay muchas situaciones que pueden causar ansiedad, como cambios que vayamos a asumir -aunque tengamos ganas de ello-, pérdidas lejanas o recientes, conflictos, separaciones, proyectos y expectativas… En todo caso, será algo muy particular de cada persona. 

Más allá de que podamos aprender técnicas que nos ayuden a cobrar la serenidad y relajarnos cuando se sufre de ansiedad o ataques de pánico, es importante explorar para comprender y atender a aquello que causa la ansiedad para que cese o se atenúe resultando soportable para la persona.

¿Y la ansiedad en los adolescentes?

La adolescencia es una etapa de la vida no exenta de ansiedad, sobre todo si tenemos en cuenta que es un tiempo lleno de cambios corporales, psíquicos, sociales.

El adolescente tendrá que enfrentar todos los cambios acontecidos en su cuerpo propios de la pubertad; se da además una separación del ámbito familiar, cobrando más peso la relación con los iguales y la búsqueda de otros referentes identificatorios para la construcción de una forma de ser y un sentir propios. Las amistades y las primeras relaciones amorosas cobran una gran importancia, siendo experiencias afectivas que determinan el mundo psíquico y las emociones  en esta etapa. También el paso a la escuela secundaria o el instituto pueden ser cambios académicos y sociales que pueden resultar difíciles de transitar.

Todos estos cambios que se dan en la adolescencia pueden dejar al adolescente muy desorientado y suelen ir acompañados de ansiedad, si bien como dije no tiene porqué considerarse algo patológico excepto cuando resulta excesivo, cuando dificulta el desempeño del día a a día y por supuesto si desencadena otros trastornos, como trastornos del sueño, dificultades en el aprendizaje, trastornos de la alimentación… En estos casos se hace necesario atender con mayor profundidad los motivos que están causando estos síntomas.

Muchos padres quedan preocupados ante la situación y no saben qué hacer. A veces hablar con los hijos se torna más complicado en esta época, porque en muchas ocasiones los adolescentes mismos se encuentran también muy confundidos y perdidos, sin saber ni poder expresar bien qué les ocurre.

En estas ocasiones, un recurso valioso puede ser consultar con un psicólogo especialista en adolescencia que pueda ayudar tanto al joven que está sufriendo, como a los padres a encontrar la mejor manera de comunicarse y acompañar a sus hijos.

 

CONOCE NUESTRO SERVICIO DE TERAPIA PARA ADOLESCENTES 

 

Conoce nuestro servicio de Terapia Psicológica para la ansiedad

Previous articlePsicólogo online: ¿qué necesitamos saber?
Next article¿Cuál es la diferencia entre ansiedad y angustia?
Me llamo Violeta Conde Alonso, soy psicóloga psicoanalista y siento gran pasión por mi trabajo. Atiendo a niños, adolescentes y adultos con diversas problemáticas, siempre teniendo en cuenta en el tratamiento la singularidad de cada uno, las propias y diversas maneras que cada cual encuentra para lidiar con los avatares de la vida. Mi trabajo se basa en la experiencia, la práctica clínica y la formación continuada, para ejercer de manera responsable y profesional. Dada mi pasión además por la música, me he formado también como musicoterapeuta, entendiendo el proceso terapéutico como un proceso creativo y conjunto.