¡Nos mudamos de ciudad o país! Cómo ayudar a tus hijos en este proceso (video)

0
18

Mudarse de ciudad o de país es una experiencia enriquecedora y compleja a la vez, que nos obliga a echar mano de recursos que probablemente no sabíamos que teníamos. Igual sucede para los niños, cuando nos mudamos o migramos, a ellos también les toca separarse y despedirse y es por esto que necesitan que los acompañemos en su proceso. Pero, ¿cómo los acompañamos?

Sobre esto hemos grabado un video para Ser Padres, dónde nuestra psicóloga Patricia Pizzolante nos deja 6 herramientas para que puedas acompañar a tu pequeño en la llegada al nuevo lugar tras la migración. 

Aquí te dejamos algunas ideas que hemos compartido con Ser Padres para facilitar el proceso de adaptación de tu hijo:

  • ¡Ten cuidado de no comparar en exceso! Recuerda que tanto el lugar de origen como la nueva ciudad formarán parte de quien es tu hijo ahora. Criticar nuevas costumbres o desvalorizar aspectos del lugar de origen, interfiere con su proceso de adaptación.
  • En la medida de lo posible mantén hábitos o partes de su rutina iguales. Evita introducir grandes cambios como la retirada del pañal en este momento de transición. Lleva algún objeto que lo haya acompañado antes, le hará sentir cierta continuidad y seguridad en el nuevo lugar.
  • Intenta mantener contacto con la familia de origen. Cuidate de no obligar ni forzar, solo recuerda facilitar estos contactos. Pueden hablar por video-llamada, o si tu hijo no se siente cómodo, puedes invitarlo a hacer un dibujo de su nueva habitación y enviarle la foto a los abuelos, o enviarle alguna foto en su nuevo colegio a esa tía de la que se ha despedido. Son algunas formas que le hacen saber a los niños que la relación con las personas, aunque ha cambiado, no se ha terminado.
  • Anímate a celebrar nuevas tradiciones y fiestas, los ayudará a sentirse parte del lugar al que han llegado. Sin embargo, celebrar las propias no sólo le permitirá a tu hijo reforzar su identidad, sino que también le ayudará a validar lo que ha sido hasta ahora.
  • Recuerda con tu hijo esos momentos que han representado un reto y que ha podido resolver. Recuerda con él o ella las habilidades o recursos que ha utilizado previamente para que pueda usarlas nuevamente. Recuerden juntos qué hizo para hacer nuevos amigos cuando empezó el cole en su lugar de origen, o cuando empezó una nueva actividad extraescolar, seguro que esto podrá ser de ayuda en este nuevo reto al que se enfrenta.
  • Ayúdalo a expresar sus sentimientos, anímalo a conversar sobre lo mejor o lo peor de su semana, y cuéntale también de tu experiencia. Dibujen la nueva casa y la vieja, o el cole, y hablen sobre el dibujo. Utiliza cuentos o películas que hablen sobre cambios o mudanzas. Ayúdalo a ver que está acompañado por sus padres y que juntos irán haciendo frente a este gran cambio.

Nuestra psicóloga nos recuerda que los niños antes, durante o incluso un tiempo después de la mudanza, pueden sentirse tristes, alegres o enfadados. Pero, agrega, que sobre todo suelen sentirse desconcertados porque están lejos de ese lugar seguro en donde conocen la forma de funcionar y en donde están acompañados de tantas personas a quienes quieren y que ahora han dejado atrás. Por esto, se trata de un proceso que toma tiempo y que tiene adelantos y retrocesos. Sin embargo, si sientes que tu hijo está irritable, no duerme como solía hacerlo, muestra dificultades importantes en el colegio, llora con frecuencia o no disfruta como solía hacerlo, es importante que pueda recibir la ayuda de un psicólogo infantil para atravesar este momento   Psicoterapia para niños