Relación de pareja en tiempos del Covid-19

El viernes pasado tuvimos un Live a través de redes sociales donde nuestra psicóloga Patricia Pizzolante conversó con Andrei Urosa – Psicólogo y sexólogo – sobre el impacto de la crisis que atravesamos hoy en las relaciones de pareja. Hemos recogido algunos puntos sobre los que trabajamos y que esperamos puedan serte de utilidad para estos días complejos:

  1. En estos días de tanta incertidumbre ponte expectativas realizables, metas pequeñas que puedan ser alcanzables y te brinden una estructura en lugar de generarte mayor frustración. Flexibilizar tus expectativas y elige tus batallas.
  2. Cuida los momentos privados para cada miembro de la pareja. El reto es buscar ese momento de privacidad cuando estamos en espacios pequeños, tener un espacio personal es fundamental porque te permitirá desfogarte un poco de todo. No uses ese espacio o tiempo para ver noticias, en su lugar, elige alguna actividad que te permita descansar y distraerte. 
  3. Cuidado con la culpa. Fácilmente nos conectamos con el sentimiento de que no lo hacemos como deberíamos, sentimos que deberíamos llevar esta situación sin que nos afecte, o nos exigimos ser la mejor pareja o la mejor madre o padre para nuestros hijos. Es un momento difícil para todos, que nos hacen tener días mejores y días mas complejos. Sumar a la complejidad actual que estas viviendo el reclamo y la culpa, solo ayudará a aumentar el malestar.
  4. Vive un día a la vez. No sabemos cuánto se alargará esta situación ni tenemos totalmente claro como será lo que viene ahora, siempre solemos hacer planes futuros, pero es de gran ayuda focalizarnos en el día a día. 
  5. Contacta con otras personas, externas a la pareja. Aprovecha la posibilidad que te brinda la tecnología y abre otros espacios de contacto con personas que son importantes para ti o con quienes quieres retomar una relación que ha quedado atrás.
  6. Definan dentro de la pareja nuevas dinámicas, nuevos rituales que se ajusten a la realidad actual. Establezcan acuerdos de convivencia, que puedan ir revisándose y ajustándose a medida que sea necesario. Siempre es fundamental la repartición de tareas y responsabilidades entre la pareja, sin embargo ahora lo es mucho más. Es importante hablar sobre los compromisos de cada uno, sus limites, así como respetar en la medida de lo posible las necesidades de cada uno.
  7. ¿Hablar o no hablar de los problemas?. Siempre es fundamental la comunicación, sin embargo es muy importante respetar los espacios y los momentos de cada miembro de la pareja. La conversación impuesta, que puede vivirse como una invasión de un espacio individual del que en este momento carecemos, hace que tengamos que estar muy atento de respetar el deseo y el momento del otro. Hablar y comunicarse si, pero en unas condiciones en las que ambos se sientan cómodos, definan entre ambos cuando será el mejor momento para discutir eso que ha sucedido, por ejemplo. Recuerda: LA PAREJA ES UNA NEGOCIACIÓN CONSTANTE, SIN COMUNICACIÓN NO HAY NADA QUE NEGOCIAR. 
  8. No siempre todo será hablado, muchas veces hay gestos que dicen mucho más que unas palabras. Si hay algo que te ha molestado, intenta enfocarte y señalar el comportamiento y no la identidad de tu pareja (es decir, que ese comportamiento no defina quien es tu pareja)
  9. Es un momento importante en que reconocer las buenas acciones de uno mismo y del otro. Reconoce los esfuerzos que está haciendo cada uno en pro del funcionamiento de la pareja o de la familia, a pesar de la complejidad del momento.
  10. Identifica tus emociones. Permítete contactar con lo que sientes. Apóyate de la auto observación. La observación que tu pareja pueda hacer de ti, también puede resultar valiosa pues podría ser un feedback que te ayude en ese reconocimiento y aceptación de tus emociones. Además esto puede ayudar a que te sientas conectado con tu pareja y escuchado por el o ella. 
  11. Evitar caer en comparaciones con otras parejas. Cada pareja lleva la situación desde sus propias particularidades, en función de las características individuales de los miembros de la pareja y de la dinámica propia de la pareja. No hay una única forma de llevarlo. 
  12. ¿Disminución o aumento del deseo sexual? Se sabe que en situaciones de estrés es frecuente la disminución del deseo sexual, sin embargo hay también quienes encuentran la sexualidad como una vía de escape ante la angustia del momento y eso genera un aumento en la frecuencia sexual. Nuevamente, esto será algo particular para cada pareja, lo importante es que dentro de tu pareja haya espacio para hablar sobre como se siente cada uno sobre ello
  13. Espacios de disfrute y reencuentro con la pareja ¡No te olvides de cuidar estos espacios que darían un respiro a la pareja

Alguna otras dudas que surgieron y que también hemos querido recoger aquí:

En el caso de los solteros o de nuevas parejas que pueden establecerse en el futuro cercano ¿qué sucede?

Parece que en este momento, se abren más espacios para hablar con esa nueva persona. El temor al contagio abre la necesidad de construir mayor confianza antes de entrar en espacios de intimidad con un otro que no se conoce. Para muchos esta situación significa un freno a cualquier acercamiento de este tipo, sin embargo, al mismo tiempo las personas siguen necesitando del contacto con otros y se abre entonces una mayor interacción previa a cualquier contacto físico. 

Y… ¿Parejas con hijos? 

Sin duda hay que tomar en cuenta que es una situación sumamente estresante y angustiante: lidiar con la situación externa, a la vez que la situación interna de la casa. Es importante el cuidado de ambos miembros. Importancia de repartir esas responsabilidades entre los dos y procurar espacios en que cada miembro pueda descansar. 

También hay parejas a quienes les ha tocado el confinamiento separados. En ese caso es importante construir proyectos a futuro que puedan sostenerlos como pareja, así como abrir espacios para que cada uno pueda expresar lo que está sintiendo. 

Si te ha quedado alguna duda ¡no dejes de escribirla aquí, estaremos encantados de responderte!

Puedes ver aquí nuestros servicio de terapia de pareja online.